Esperanza para tu vida en el mes de mayo: Cristo se preocupa por ti


Jesús iba por el camino, ministrando a la gente, enseñando a la gente y amando a la gente. Lo que podría ser un día ordinario, se convertiría en extraordinario en la búsqueda de Dios. Te comparto algunas pruebas de eso:

“Mientras él les decía estas cosas, vino un hombre principal y se postró ante él, diciendo: Mi hija acaba de morir; mas ven y pon tu mano sobre ella, y vivirá.” ‭‭(S. Mateo‬ ‭9:18‬)

La fe nos empuja a alcanzar a Jesús. La fe nos llena de esperanza de que sólo Su presencia hará la diferencia. De alguna manera, cuando Jesús aparece, todo cambia.

Aquí hay más:

En ese momento, una mujer que había sangrado durante doce años se acercó por detrás y tocó el borde de su túnica, porque se dijo a sí misma: "si tocare solamente su manto, seré salva. Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado. Y la mujer fue salva desde aquella hora.” ‭‭(S. Mateo‬ ‭9:21-22‬)

Esto no trata solamente acerca de cómo Jesús sanó a esta mujer, trata del hecho de que ella sabía exactamente dónde tenía que estar y a quién necesitaba tocar. Todo lo que necesitó hacer fue, simplemente ir a Jesús, estirarse y tocarlo. En nuestros tiempos de desesperación, no tenemos que preocuparnos por la forma correcta de acercarnos a Dios. Como esta mujer, simplemente podemos alcanzar la fe. ¡Él responderá!

Esta es nuestra esperanza... Dios Todopoderoso nos responderá. Él está muy consciente de todo lo que sucede alrededor de Él, tanto en este gran mundo como también en nuestros lugares más privados. En aquellas cosas que otros conocen, y aún en las cosas que sólo tú llevas en tu corazón. Corre a Jesú

s, ahí estarás a salvo. Todo lo que puedas necesitar está ahí. Él te responderá con compasión, con cuidado divino, con fuerza, con poder y sobre todo, con amor.

Y si no tienes la fe para ir a buscarlo, el Señor será fiel y te dirigirá al camino que te llevará a Él. Y de ser necesario, te llevarán. Si no sabes a dónde ir o si no estás segura de dónde encontrar a Jesús, te llevarán a Él:

Cuando Jesús regresó a Capernaum varios días después, la noticia se difundió rápidamente de que estaba de regreso en casa. Pronto, la casa donde se alojaba estaba tan llena de visitantes que no había más espacio, ni siquiera fuera de la puerta. Mientras les predicaba la Palabra de Dios, cuatro hombres llegaron llevando a un hombre paralítico. No pudieron llevarlo a Jesús debido a la multitud, así que cavaron un agujero en el techo. Luego bajaron al hombre en su camilla, justo enfrente de Jesús. Al ver su fe, Jesús le dijo al hombre paralítico: "Hijo mío, tus pecados son perdonados". (Marcos 2: 1-5)

Jesús no sanó su cuerpo, Jesús sanó su alma. Jesucristo siempre sabe lo que más necesitamos. Los amigos de este hombre no solo sabían a dónde ir, sino que también sabían a quién ir y confiaban y creían que Cristo respondería.

La Biblia da ejemplos tras ejemplos de personas que simplemente buscaron y tomaron pasos hacia Jesús. Su fe no era si Dios haría algo o no, estaban seguros en el hecho de que la fe es confiar y creer que Él de alguna manera puede.

Dulce lectora; busque a Jesús hoy, Dios le promete que lo encontrará (Jeremías 29:13). Extiéndete y tócalo. Encuentre un lugar tranquilo y permítase descansar hoy en Cristo. Y si no tiene las fuerza para caminar, crea con todo su corazón que los que aman a Jesús y los que le aman a usted, serán capaces de llevarla directamente a Él. Incluso si tuvieran que bajarle a través del techo.


Por: Abigail Medina-Febus

Pastora, Iglesia CiudadViva

0 views
COG North Central Hispanic

(773) 227-8735

churchofgodncs@yahoo.com

3305 W Division St

Chicago, IL 60651

  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon

Write Us

©2018 by COGNCH. Proudly created with wix.com